10 razones por las que no tengo novio.

Cada vez que las amigas de mi mamá o mis tías en las reuniones familiares me preguntan “¿Y qué más del novio?”, no sé cómo explicarles por qué no tengo un jodido novio, y no es algo que uno tenga que explicar, pero ante todos esos comentarios, me puse en la tarea de hacer una lista de las razones que sustentan mi falta de novio, porque si bien, probablemente no tengo un patrón definido de lo que quiero de un hombre, sí sé claramente qué es lo que no quiero en uno, por eso aquí dejo la lista de las razones más relevantes por las que no tengo un novio y sé que no sólo me pasa a mí, muchas de los puntos que dejo aquí aplican para muchas de mis amigas.


1. No encuentro un tipo que comparta mis gustos musicales:

No me gusta el típico reggaetonero y ese es el tipo de man que abunda en el mercado de los ventitantos. Me aterra comenzar a hablar con un man sobre música y de lo único que pueda hablarme es de Ñejo, Ñengo, Ñero, whatever… Y peor aún cuando me miran con cara de “¿aaahhh?” al hablarles de Systema Solar, Calle 13, Bajofondo, Daft Punk, entre otros… ¡ME ATERRA!.

Imagen tomada de We Heart It

Imagen tomada de We Heart It


2. No me gusta el que piensa en rumba 24/7: 

 

 

Este tipo de manes también abunda en el mercado de los ventitantos, no es que yo sea aburrida, es sólo que la vida se encarga de ponerle otras prioridades a uno con el tiempo, me molestan los manes que esperan el viernes desde el lunes para poder rumbear, ¡NOOOO!, la vida es mucho más que rumbear, al trabajar y estudiar uno sólo espera el viernes para elegir el restaurante de la noche y ver una película cuchareandose con el personaje especial.


3. Pocos hombres leen:

 

No existe nada más aburrido para mí que un man con el que uno no pueda comentar el libro de turno y que me tilde de aburrida por encontrar gusto en los libros. No hay nada más romántico para mí que poder leer con ese personaje, obvio este parche no es para el gañán de turno, es para alguien realmente especial.

Imagen tomada de We Heart It

Imagen tomada de We Heart It


4. No me gustan los hombres posesivos: 

 

Esto es lo que probablemente más me aburra de un man, los que no entienden que uno necesita su tiempo para tomarse un café con las amigas o simplemente estar con la familia, no quiere decir que para que uno no los considere posesivos tengan que ser descuidados, pero qué difícil es encontrar a uno que esté en el punto de equilibrio.


5. Pocos dedican canciones: 

 

Y si que me guste que me dediquen canciones me hace cursi… ¡Pues sí! soy cursi, no hay nada más rico que cuando a uno le dedican una canción escucharla una y otra vez pensando en ese personaje.

Imagen tomada de We Heart It

Imagen tomada de We Heart It

 


6. No puedo con los hombres que rumbean todo el fin de semana: 

 

Hay tiempos para todo, y probablemente ya quemé esa época de poder rumbear todo el fin de semana y llegar como un lulo el lunes a clase de 7 a.m. No, yo ya no puedo con eso; no me imagino llegar a trabajar el lunes a las 7 con uno de esos guayabos que me saben agarrar y peor aún saber que al salir de trabajar no puedo llegar a casa quién sabe hasta qué horas por tener que ir a clase.

Imagen tomada de We Heart It

Imagen tomada de We Heart It

 


7. No entiendo a los tipos:

 

 Lo acepto, las viejas somos mamonas por naturaleza; pero hay tipos que no sé de dónde diablos brotaron, esos que se enojan porque uno jode y si uno no jode, ¡pues peor!. No somos adivinas.

Imagen tomada de We Heart It

Imagen tomada de We Heart It

 


8. No soporto los egocéntricos:

 

Uy no, cualquier cosa menos esto. No me imagino ir por la calle con un man que cree que todas las miradas son para él, es más, creo que necesito un man con el que pueda burlarme de esas situaciones.


9. Tengo un humor demasiado negro:

 

 No cualquiera puede con mis sarcasmos y con mi humor cruel; así que necesito a alguien que sea igual de cruel que yo, con quién pueda reírme sin sentir culpa.

Imagen tomada de We Heart It

Imagen tomada de We Heart It


10. No comparo amigos y novio: 

Dicho personaje, que se arriesgue a querer algo conmigo debe entender que no tengo todo el tiempo del mundo para él, que obvio va a estar dentro de mis prioridades, pero hay algo con lo que no puede entrar a compararse y es con MIS AMIGAS; ese personaje debe entender que son cosas muy diferentes y que no por querer estar con ellas significa que las prefiera o algo así, las amigas y los amigos son algo muy de uno, son ellos quienes van a estar presentes si la cosa con el paciente fracasa; así que no soy partidaria de dejar a un lado a mis amigos por un romance.

 

¡Quiero un novio!

Quiero un novio, y con esto me puedo estar echando encima a mis amigas, que con esta frase me deben de estar odiando, pero no quiero un novio cualquiera, quiero uno como Mr Big... ¿ahora si me van entendiendo?

Con un día gris, frió y lluvioso, enroscada en mi cobija y con un plato de cereales por cena, me senté a ver televisión y oh sorpresa al sintonizar Sex and the City, la serie. Solo me bastaron 3 minutos de atención y fina observación para descubrir ese romántico personaje que en la actualidad puede haberse extinguido. 

Me enamore de Mr Big, ese maravilloso y enigmático amor de Carrie Bradshaw, con su temperamento fuerte y seductor. Me conquisto un personaje inteligente capaz de amar y proteger. Y como no amarlo, si por cada 2 palabras me puso a suspirar como quinciañera, 

Ver a ese personaje televisivo, me hizo pensar que un hombre como él me caería de perlas. ¿Y quien no soñaría con tener un espécimen parecido a ese hombre?  Hasta el sol de hoy, me he encontrado con un montón de niños jugando a hacerse los maduros, cuando en realidad les da flojera tener los pantalones para llevar una relación y cogen cualquier excusa para terminarla. Que tengo mucho trabajo, que no eres tu soy yo, que eres una mujer muy valiosa o que no es el momento; galanes de barrio que se creen bajados de la axila del mismísimo San José.

Por eso mis amigas, quiero un novio como Mr Big, capaz de llevar las riendas de una relación, un hombre que no le tenga miedo al amor y a proteger a su damisela, alguien que se preocupe y sepa conquistar, que tenga grandes aspiraciones y te apoye para ser mejor, un hombre de brazos fuertes que sepa abrazar y consolar, que de regalos y que ya sea con una película a blanco y negro o una canción clásica te robe sonrisas, besos y suspiros. 

Una mujer no necesita de lujos regalos o joyas, necesita de acciones que la convenzan que, para el hombre que esta a su lado lo es todo. Así que hombres menos verbo y más acción.

 PD: No echen en saco roto los mensajes de las comedias románticas, los grandes gestos de amor, son los que en ocasiones logran salvar un amort.

Image